Reseñas

Omar Borré, Roberto Arlt. Su vida y su obra. Buenos Aires: Editorial Planeta, 2000.

Sylvia Saítta, El escritor en el bosque de ladrillos. Una biografía de Roberto Arlt. Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 2000.

Las biografías que Borré y Saítta acaban de publicar marcan el centenario del nacimiento de Roberto Arlt y responden al interés renovado por quien fuera uno de los grandes innovadores de la escritura de principios del siglo XX. Ambas narran en detalle la vida del escritor argentino e incorporan los datos familiares, las relaciones amorosas y los viajes del autor en su trayectoria intelectual. Su coincidencia mayor es demostrar que la experiencia del escritor ejerció una gran influencia sobre su obra y que su estética es inseparable de las circunstancias históricas y sociales en que vivió. Si bien tienen como antecedente la biografía que Raúl Larra publicara en 1950, los libros aquí reseñados aportan muchos datos sin obedecer a presupuestos políticos ni seguir parámetros estrechos, rasgos que caracterizan a su predecesor.

Tanto Borré como Saítta han estudiado ampliamente la obra de Roberto Arlt. Borré publicó Para leer a Roberto Arlt (1985), recopiló 14 relatos desconocidos en Estoy cargada de muerte y otros borradores (1985), escribió Arlt y la crítica (1994) y editó con Ricardo Piglia los Cuentos Completos (1996) de Roberto Arlt. Saítta editó muchos de sus textos: Aguafuertes Porteñas: Buenos Aires, vida cotidiana (1993), Aguafuertes Porteñas: cultura y política (1994), En el país del viento. Viaje a al Patagonia, 1934 (1997), Aguafuertes Gallegas y Asturianas (1999) y Presagios de una guerra civil. Aguafuertes Madrileñas (en prensa). Munidos de informaciones periodísticas y de testimonios, los autores intentan dar una narración fidedigna. Como en todo proyecto biográfico, no pueden sin embargo sustraerse a la influencia que ejercen las obras del autor que incorporó en ellas experiencias vividas. Es decir que ambos "novelan" la vida de Arlt. A pesar de las diferencias -Borré da énfasis a la infancia y adolescencia del autor; Saítta se extiende más sobre sus años como dramaturgo y sobre la obra en general- ambos cotejan aspectos de la vida de Arlt con episodios que figuran en sus ensayos y relatos. Es curioso que para ilustrar este hecho mencionen los mismos ejemplos. Las semejanzas entre vida y obra habrían sido ya señaladas por el mismo Arlt quien en una carta a su hermana Lila le comentaba su fracaso matrimonial:

Tengo tantas y tantas cosas que escribir y que contar, a favor y en contra mío que ahora sé que todo lo que se ha escrito y vale, vale porque ha sido escrito con sangre.

Parte de lo que he sufrido al lado de esta mujer está en Los siete locos en el capítulo de la Casa Oscura. (Borré 53; Saítta 79)

Lógicamente existen también grandes diferencias entre ambas biografías. Saítta se propone cuestionar la imagen reconocida de Arlt como escritor torturado, imagen que él mismo fomentara en sus declaraciones. La autora adelanta la idea de que Arlt es el artífice de su propia historia lo que abre espectativas sobre documentos y anécdotas desconocidas. Desafortunadamente, no aporta sino unos pocos datos que fundamentan su tesis. Aparte de la fecha de nacimiento que Arlt solía cambiar, del nombre ˝es, en realidad Roberto y no, Roberto Godofredo Christophersen como solía decir y como Borré confirma- y de los años de escolaridad ˝terminó el quinto grado y no sólo el tercero- no elabora más sobre la falsificación autobiográfica.

En este estudio resulta de interés la relación entablada entre el folletín y algunas de las obras de Arlt. El escritor habría adoptado personajes y técnicas folletinescos para justamente alterar lo que ese género pretendía cumplir. La crítica social se uniría así a la crítica literaria. "Arlt cuestiona duramente la capacidad del folletín por proveer un mundo compensatorio a sus lectores, pues su lectura, en lugar de permitir un corte de amarras con lo real, lo confirma al exhibir la ausencia irrremediable del mundo deseado". (100)

Saítta estudia también en detalle el periodismo político de Arlt. Aunque simpatiza obviamente con la izquierda y con la idea de una revolución -inspirada en la de 1917- su ideología no lo inscribe en ningún partido. Las mismas tendencias surgen en el teatro arltiano que cubre una amplia gama de preocupaciones desde las consecuencias de la pobreza para el individuo hasta comentarios sobre la guerra mundial. El escritor figura en todas las obras fuertemente comprometido con sus circunstancias.

El estudio de Saítta incluye un "Apéndice" muy útil con el listado en orden cronológico de todas las publicaciones de Arlt; abarca tambien los artículos y cuentos publicados en periódicos.

En cuanto al libro de Borré, de lectura amena y muy informativo por cierto, deja de lado lamentablemente toda referencia crítica a la obra arltiana. La narrativa de la vida de Arlt ocupa casi exclusivamente sus páginas incluyendo escuetos resúmenes de sus textos. Borré da un espacio amplio a la situación familiar insinuando que muchas de las confrontaciones que figuran en su escritura tienen su origen en los conflictos íntimos del autor. Hijo de inmigrantes que luchan por sobrevivir, pasa una infancia y una adolescencia difíciles en manos de un padre brutal y de una madre que, entre protectora y exigente, mantiene con él una relación ambivalente. Los castigos que sufre Arlt-niño tendrían gran afinidad con los que sufre su personaje, Erdosain-niño. Sus intentos por vivir en pareja suelen estar marcados por episodios violentos y terminan mal. Mujeriego incorregible, su primer matrimonio fracasa y el segundo tiene una trayectoria marcada por altibajos sentimentales. Se ha mencionado ya que algunas de las dificultades de su vida conyugal habrían pasado a ciertos episodios de Los siete locos. En cuanto al éxito de Arlt escritor, varía tanto como su vida. Si bien las Aguafuertes gozan del favor del público, la recepción de sus novelas y obras de teatro está supeditada a los gustos cambiantes de lectores y espectadores. A lo largo de su vida, Arlt, como algunos de sus personajes, no cesa de perseguir la riqueza en arriesgadas aventuras económicas. Una de ellas, en la que más persiste, tiene por objeto la venta de unas medias vulcanizadas, supuestamente eternas, que nunca logran la comercialización. Esta persecusión por lograr invenciones imposibles también se traslada a la vida de sus personajes.

Si bien Borré no sigue un orden cronológico estricto detalla la evolución de la carrera del escritor que culmina con las obras de teatro, en su mayoría puestas en escena en el Teatro del Pueblo. En 1941 se publica en Chile , su último libro, El criador de gorilas, una selección de cuentos. Arlt muere el 26 de julio de 1942.

El libro de Borré incluye también documentos fotográficos, crónicas de la muerte del escritor, una "Entrevista a Roberto Arlt" en la que éste comenta sus preferencias y desagrados respecto a la literatura argentina, una cronología que organiza los hechos de su vida y finalmente, una Bibliografía que incluye trabajos críticos.

Aunque estos estudios biográficos concuerdan con mucha de la información que aportan, ambos se complementan. Pienso que pueden, sobre todo, entusiasmar a los nuevos lectores a explorar la obra de Roberto Arlt.

Cristina Guiñazú

Lehman College, CUNY